Poco a poco vamos consolidando nuestra asociación con reuniones semanales a las que asistimos para poner en común las captaciones que cada agencia inmobiliaria ha conseguido durante la semana, y entre todos nos coordinamos para que el precio de las captaciones sea realista , y no demos una esperanza de venta a nuestros propietarios que sea irreal.
Por otra parte para poder ofrecer un servicio profesional y de calidad, tenemos que seguir formándonos , y precisamente es el objetivo que tenemos los días 28 y 29 de septiembre con la organización de cursos de formación, para los nuevos asociados.
Estamos convencidos de que sólo podremos superar la crisis si empleamos toda nuestra capacidad en intentar esforzarnos dia a día por mejorar, para ser mejores asesores inmobiliarios. El inmobiliario no vende pisos, los venden los propietarios; los inmobiliarios tienen que asesorar a sus clientes el  cual es el precio adecuado para no “quemar” las opciones de venta de esa propiedad. El inmobiliario tiene que hacer un “buen equipo” con el propietario para establecer estrategias de venta, bien mediante marketing tradicional, o bien mediante marketing 2.0.  El inmobiliario tiene que asesorar del impacto fiscal que le va a producir la venta. El inmobiliario tiene dar seguridad a su cliente el proceso de venta…
Para poder realizar todo eso, el inmobiliario tiene que tener la formación suficiente, y ante un mercado que evoluciona, el inmobiliario también tiene que evolucionar… y en ello estamos.